20 de mayo de 2012

Is this our land, or is this our lease.

Desde hace un año, todo ha girado sin parar. El sol sigue saliendo todos los días, la naturaleza muere para volver a revivir y el estrés de la vida cotidiana en ocasiones nos da un respiro para poder disfrutar de las cosas sencillas.

 Pero también es cierto, que desde hace un año parece que nada haya cambiado. Parece que siga siendo parte de algo que no me pertenece a estas alturas. Parece que siga siendo esa puta de piernas cerradas.
 Aún así, sé que el mundo seguirá girando sin parar. Que el sol saldrá todos los días, la naturaleza morirá y revivirá y existiría un equilibrio entre estrés y disfrute. Y si algo he aprendido a lo largo de este camino, es que tienes que darte tiempo. Para perdonar, olvidar y volver a disfrutar.

2 comentarios:

raúl dijo...

ojalá que esa perspectiva de equilibrio sedimente. te lo mereces, no?

Sergio DS dijo...

No hay nada que logre resistirse al paso erosivo del tiempo. A veces un año es poco, lo importante es empezar a percibir el avance.
¡Se consigue!