4 de marzo de 2012

Introspección a la altura de la nuca.

Tratas de llevar el surrealismo al siguiente punto. Forzando situaciones inconscientemente, viviendo con el miedo permanente. Sabiendo, que de lo único que puedes estar segura es de que mañana será otro día por el cual tendrás que disfrutar, sentir y aprender.

Y por fin, te das cuenta de muchísimas realidades; todas unidas a miles y miles de puntos que a su vez parecen, a simple vista, uno único.  Y el surrealismo no lo llevas tú, sino más bien al contrario.

3 comentarios:

AlbertoCBC dijo...

Tanta introspección... normal! con estos posts tan rarunos.

Prueba la extroversión! que dice la gente (yo no lo he probado) que reconforta.

Sergio DS dijo...

La vida es puro surrealismo y como tal no se puede comprender.
Por otro lado... ¿para qué comprenderla?.

cristal00k dijo...

Pozí!