22 de febrero de 2012

Reflexión aleatoria de un día espantoso, vetetúasaberelvolumen.

Histeria: Dícese de lo que tengo yo desde hace 12 horas.

Nunca cojas ningún cubierto en este estado. Incluso una cuchara puede ser un arma de destrucción masiva.

19 de febrero de 2012

Such a weird situation.

En ocasiones, creo que todos deberíamos sentirnos pequeños. No en un mal sentido tal y como pueden estar imaginando ahora mismo, sino más bien algo...confortable. Confortable, porque sabes que tienes la oportunidad de elegir. De ser pequeñita cuando los demás ansían ser grandes...y esas mismas personas no se darían cuenta de que la avaricia rompe el saco.
Llega un momento en el que te das cuenta que la libertad la tienes a un paso. Que eres una pequeña persona, y el mundo es grande. Y es en esos momentos, cuando por fin entiendes que todo está lleno de belleza. De una que asusta y te congela tanto cuerpo como pensamiento. Te sobrecoge, y por fin sabes de lo que hablaban en ese libro que tanto te gustaba, o en esa película que no parabas de mirar una y otra vez.

12 de febrero de 2012

It seems hard to explain.

Entre canciones de Al Green y vocablos extranjeros te das cuenta de que en ocasiones, y quizá demasiadas veces en tu vida, las cosas no son lo que parecen.

Y sabes, que algún día ese pequeño salmón formará parte de ti. Como en su día lo fue el camino de baldosas amarillas o esa melodía reminiscente que te separa de tu consciencia una y otra vez, semejándose a la par que diferenciándose de cualquier otra emoción, estado o acción que hayas podido hacer en tu vida. Ni en esta, ni posiblemente en alguna de las que hayas tenido.

Al igual que sentir cómo esas palabras salen del fondo de tus entrañas. Dándote calor interno, quemándote si fuera necesario; y sentirlas tuyas propias. Porque sigue siendo realmente sorprendente el cómo para una persona una palestina es simplemente una palestina, y para otra significa toda una vida.