19 de noviembre de 2011

Dormir.Dormir.Dormir.Dormir.Dormir.Dormir.Dormir.Dormirrrrrrrr.

Sábado. 10:59 de la mañana cuando empiezo a escribir esto. Ruidos de motos pasando como si tuvieran unos 9900000 caballos. Caballo arriba, caballo abajo. La TV de la cocina a toda pastilla. La vecina de arriba, véase mi tía, con su sobrina intentando que desayune algo. La sobrina haciendo ruido con las sillas de la cocina y hablando a grito pelado.

Y yo, una servidora aquí presente. Una chica que ha sufrido una noche movidita (con chaparrón incluído y a blusa de manga corta, con dos cojones) sólo quiere DORMIR.

Está claro que hoy sólo podré hacerlo si me mudo a Canadá, por lo que parece ser.

3 comentarios:

Alberto dijo...

Pues.............. precisamente hoy es uno de esos en los que me levanto de muy buen humor (1 de cada 90 dias al año). Ya te cuento a ver si lo ha sido.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Duerme, algún ángel vela tus sueños.

raúl fdz pacheco dijo...

no serás como jota, el de los planetas, que se mete cuatro millones de rayas y luego dice que no puede dormir "pensando en ella"... no te jode! anyway. que usted descanse bien.