29 de septiembre de 2011

Let's stay together.

En días como los de hoy, donde no sé exactamente el por qué estoy de tan mal humor, me encantaría gritar a los cuatro vientos, romper ese jarrón que no sé qué es lo que pinta en mi casa y mandar al culo del mundo a todo el que hoy me hable. Pero sólo puedo poner un poco de música y contar hasta 10.


O hasta 20.


Y mientras tanto, todo tiene que volver a su equilibrio. Y tampoco sé el motivo, pero hoy la Luna tiene algo que me encanta.
 

27 de septiembre de 2011

El mundo necesita a más tíos como Tony Manero.

Es bueno esto de reencontrarte con un viejo y noble amigo como lo es la escritura. El volver a sentir ese cosquilleo satisfactorio que te recorre al observar cómo letras sacadas de la nada empiezan a fluir por tus dedos, convirtiéndose éstos en autónomos de tu cuerpo por unos minutos.

Me he vuelto a reencontrar con mi gran pasión. O al menos con una de las infinidades que tengo. Algunas confesables; otras no.

Y junto a ella, he vuelto a reencontrarme con algunas facetas y curiosidades que tenía olvidadas.

Como que me encanta comerme la Nocilla a dedo.
O que adoro a los niños, pero es estar con mis primas más de cinco minutos y volverme loca.
Que suelo hacer el ridículo varias veces al día, porque me sienta bien.
Que las prisas no son buenas, y menos para alguien cuyo tiempo se ralentiza.
Y por último pero no menos importante, que me fascinan las películas malas. Sí, el gusto en algunas cosas lo llevo en el culo.

Qué bien está el reencontrarse con una misma, aunque sería mejor teniendo al lado a Travolta abanicándome (o fornicándome, que todo se puede hablar...)

21 de septiembre de 2011

2x1 En tontuna.

Como persona civilizada que soy (o que intento ser) he ido aprendiendo poco a poco que, gracias a la experiencia adquirida, tolerancia y amabilidad, una persona puede madurar sin ningún problema a lo largo de toda su vida mientras siga ese camino.

Bien, perfecto, sin problema alguno. Desde pequeños nos enseñan que la clave para convivir en un mundo justo es ser precisamente eso; justos. Eso junto con la tolerancia y amabilidad citada anteriormente.
En mi caso, estoy aprendiendo a calmarme interiormente. Si algo no me gusta lo discuto con serenidad, y si llegado el momento esa serenidad se convierte en la viva expresión de Hulk, prefiero irme de la habitación a gritar como una posesa para luego regresar más calmada.

Pero ya en este caso no. Nein nein nein. Y mira que lo he intentado ¿eh? Charlas matutinas hasta con los posos del café, chutes de té que rozan lo psicodélico (sí, vale, el té es un estimulante, pero a mí me funciona como calmante...cosas de la madre Naturaleza) y mil vainadas más.

Mi queridísima RAE. Mi amada, gloriosa, venerada e idolatrada RAE.  Esa institución que existe y se encarga de actualizar y moderar este léxico castellano tan rico que tenemos.

Esa RAE, que acepta  palabras tales como  "toballa" o "setiembre"  pero tiene terminantemente prohibido que una persona ESCRIBA SÓLO EN MAYÚSCULAS.  

Realmente acojonante. Entiendo que lo más "normal" es que haya un equilibrio entre Mayúscula-minúscula. Pero lo que me parece espeluznante es que la gente ni se inmute al ver escrito "cocreta" y que, sin embargo, se alarmen y pongan el grito en el cielo ante una persona que escribe ordenadamente, sin apenas faltas de ortografía y cuidando márgenes, pero en versalita. ¿Pero qué carajo es esto?

Me indigno ante ello. ¿Acaso me van a obligar a cambiar MI letra, MI sello de identidad,  MI forma intrínseca de saber la evolución que he tenido?

RAE, ni te conozco.

19 de septiembre de 2011

Fire in your hands.

Cuando sientes esa atracción inicial que desprende fuego en tus manos desde un principio al ver a una persona, recorriendo el resto de tu cuerpo, sólo quieres acercarte a esa persona y desgastarla a besos. Y querer abrazar hasta que la fusión se haga una, y acariciar con la yema de los dedos produciendo un cosquilleo tan suave que llega a adormecer.

Y de un plumazo, como si de magia se tratara, liberarte de tus penas y tus preocupaciones al compás del bombeo de la sangre que recorre tus venas. Esa sangre que ya no es sangre, sino fuego en puro estado de éxtasis. Mil y un latidos, mil y dos emociones y mil y tres acciones que quieres hacer, todo en un segundo.

Porque de eso precisamente se trata. De ser pura pasión, puro sentimiento saliendo a la superficie sin banalidades ni edulcorantes artificiales.



Segundo que se convertirá en toda una noche.

15 de septiembre de 2011

I'm back! Now take off your pants.

Y con la vuelta al cole por estos lares, ya es oficial : las vacaciones se acaban, la rutina comienza y las ganas de asesinar – o fornicar, según se mire vaya,- están permanentes más veces de lo debido.


¿Será el síndrome post-vacacional. Alergia primaveral o algo puramente banal?

Pues me da igual. Porque lo que cuenta ahora mismo es que de las etapas se vive, que hay una nueva en mi vida y que el chocolate está más bueno que nunca. Y si se está acompañada de algún que otro maromo de metro ochenta y aires de intelectuaaaaal; ya ni te digo...

Ahora, simplemente borrón y cuenta nueva. (Algunas entradas borradas,por cierto, para la salud del lector..y la mía propia, qué coño) Y entre tanto y tanto, fornicación. Qué guay que queda todo...

9 de septiembre de 2011

Karma.

Solía pensar que, entre dos rivales, el que más tenía miedo era el que menos daño te podía hacer.


Ahora sé que estaba totalmente equivocada. No es el que está más indefenso. Es el que más secretos oculta.

3 de septiembre de 2011

Night is young; always young.

Las ganas se van apoderando de mi cuerpo. Poco a poco, la sensación va a más, porque ese fuego interno que todos llevamos dentro empieza a salir con fuerza a la superficie.

Lo grita. Lo necesita. Lo hace.

Y sin desperdiciar un solo segundo más, empieza la faena, sintiendo como la adrenalina recorre mi cuerpo a gran velocidad, dejando paso a la excitación.

Lo grita. Lo necesita. Lo hace.

Y como la noche es joven, las ganas de bailar se mantienen hasta el amanecer.

Yeah!