12 de julio de 2011

Entre el cielo y el infierno.

Lujuria.

El saber que alguien te desea profundamente hasta quemarte la piel.
Besos. Abrazos.
Caricias interminables y deseos profundos que salen a la luz.

2 comentarios:

Gaearon dijo...

Saberlo no basta.
Hay que vivirlo.

Vivirlo.

Hasta el final.

Besos

Curiyú dijo...

Eso te quema.