12 de julio de 2011

Entre el cielo y el infierno.

Lujuria.

El saber que alguien te desea profundamente hasta quemarte la piel.
Besos. Abrazos.
Caricias interminables y deseos profundos que salen a la luz.

10 de julio de 2011

Hombres de pelo en pecho y verga dura.

Manos que acarician.

Pieles que se tocan.

Lenguas que exploran rincones perdidos de un mundo tan complejo como lo es el cuerpo de una persona ardiendo en pasión y pidiendo sexo sin control.

Y hoy es uno de esos días en los que quiero precisamente eso. Besos que te pongan los pelos de punta, orgasmos múltiples, uñas que se clavan en la espalda mientras gimes. Todo eso acompañado de un blues de fondo mientras los gritos de placer permanecen presentes en primera fila durante horas.

Sí, se puede decir que hoy necesito un hombre.

9 de julio de 2011

Las galletas de soja son deliciosas.

Nota informativa: Levantarse en fin de semana a las 9 de la mañana debería estar prohibido.

Hoy es uno de esos días en los que tengo miedo, y a la vez me siento tranquila. No sé a qué es debido esa extraña mezcla de sentimientos, y mucho menos el por qué siento miedo, si casi todas mis vainas personales están en orden y esos pequeños demonios internos por las cuales todos intentamos luchar están en armonía, o por lo menos aceptados; que no es poco.

Me voy con mi miedo y mi tranquilidad a otra parte. Quizá me lleve la conciencia, pero la culpa quedará guardada en un cajón. Hasta que deje de sentir miedo.

3 de julio de 2011

Houston, tenemos un problema.

Cena de parejas.

Esos eventos donde todos los comensales digamos que están unidos entre sí. Donde la conversación no siempre es "cosa de dos" pero por la que de vez en cuando te sacan comentarios en los que, si hay alguna persona soltera, hacen descolocar al grupo en el momento.

Y da la casualidad de que esa persona soltera en medio de tantas parejas, suelo ser yo.

A qué viene esto, se estará preguntando el que lea esto, sea quien sea. Pues viene a que, a día de hoy, varios de mis amigos están emparejados. Y cuando me toca salir con ellos se teme que aparezca LA PREGUNTA que ningún soltero quiere que se le haga. El momento "Paracuándoesapareja". La cual se tiene que tener un gran sentido de la supervivencia, ser Tom Hanks en Naúfrago para  poder esquivar esa pregunta como buenamente se pueda, o salir lo menos dañado posible de ella.


Si alguien me libra de esa pregunta por el resto de mi vida, le enviaré un coco al mes totalmente gratis.