14 de junio de 2011

Que alguien me dé un chute de té ya.

Seamos los reyes.

12:06 am.
Café. Café.

Necesito un termo lleno de café. A un paso del infarto coronario, me encuentro librando batallas metafísicas entre mi personal Dr. Jeckyll y Mr. Hyde.
Es una etapa de importantes cambios; y ya se sabe que sin tele y sin cerveza Homer pierde la cabeza.

Sí, suelo decir chorradas cuando mi mente está a punto de caramelo. Cómo echo en falta una buena barra de toffee y perder un rato la cabeza, como Homer. Suerte que siempre me quedará el paracaidismo.

2 de junio de 2011

Tiempos de verano adelantados a una hora menos.

Me gusta la canela, me gustas tú.



Me gusta el fuego, me gustas tú.


Me gusta menear, me gustas tú.


Me gusta la Coruña, me gustas tú.


Me gusta Malasaña, me gustas tú.


Me gusta la castaña, me gustas tú.


Me gusta Guatemala, me gustas tú.



Y ahora me gustaría saber qué es lo que hago, si arrancarte la cabeza o destrozarte la camisa en un segundo. Porque francamente, esto me da tanto masoquismo, que creo me podría acostumbrar a él. Y no sé si me gusta o lo detesto.
Sólo te digo, que esta vez no me quedo sin lo que quiero.

1 de junio de 2011

Cucú.

Nunca me había alejado durante tanto tiempo de estos mundos, y lo echaba de menos.
Y ello ha traído novedades. Verdes, azules y blancas.

Ahora simplemente hay que ir a por las violetas.