8 de mayo de 2011

It's a nice day for a white wedding.





Hay momentos inolvidables en mi vida que no podré borrar, por mucho que quiera (o no). Uno de ellos son las ganas de patearte el culo y comerte a besos. Y no sé cuál quiero primero.


No hay comentarios: