8 de mayo de 2011

III.

Otras, sólo te puede calmar lo que menos te esperas.