8 de mayo de 2011

En ocasiones, una taza de té puede aportarte más de lo que puedas llegar a creer.

1 comentario:

Pedro dijo...

Depende de lo que creas.
(ay)

Por cierto, disculpa, esa foto de la derecha refleja lo que veo o es que se me ha subido el te a la cabeza