2 de marzo de 2011

Reflexión aleatoria de un día espantoso, volumen I.




Como vayas por la autopista a 250 km/h., con un coche que no pasa la ITV desde hace siglos y borracho como una cuba, cascas seguro. Lo mismo te puede pasar con las situaciones; si las fuerzas demasiado te salpican en la cara como si de un bote de ketchup se tratara.
Ponte el puto cinturón de seguridad ya y reduce la velocidad; anda.

3 comentarios:

Sergio dijo...

Toda la razón, a veces forzamos la máquina en exceso y cuando nos revienta en todas las narices, empezamos a lamentar no haber medido las consecuencias.
...y aún así, nos la volvemos a pegar

Mané dijo...

El problema es que el sistema establece,como tenemos que ir, que debemos hacer, que esta prohimido, que esta permitido.....Nos manejan como marionetas,nos establecen la palabra TIEMPO y a partir de iahi todo una mierda.Claro que quien se sale del puto sistema???? Cada vez me es mas "imposible " MEDITAR. Y eso que soñar es...LIBRE y amar GRATIS

Curiyú dijo...

Eso, vayamos apenas un poco más despacio, apenas.