23 de enero de 2011

Follada de peces en tres.dos.uno.


O la gente cada día es más gilipollas o yo me vuelvo loca por microsegundos.


Ahora resulta que nada pasó.
Ahora resulta que fui yo la que se tomó todo a pecho y a la que le entró el pánico escénico.
Ahora soy yo la puta mala de la película.

Y todo ello, por qué. ¿Por intentar aclarar algo que puede llevar a malentendidos y agrandar aún más la paranoia? Porque no fui yo quien salió huyendo después de decirte que quería hablar contigo. No fui yo. Yo lo sé, tú lo sabes, él lo sabe y no me quieras tomar por loca porque sabes que soy capaz de darte de hostias hasta que sangres bilis.

Después de dos años. Después de DOS PUTOS AÑOS vas, me hablas, te cuelas en mi puta vida durante cuánto, ¿dos semanas? y luego vuelves a desaparecer. Pues creo que me debería de comportar como la mala de la película esta vez y abusar un poco de ti. O al menos que me pidas perdón, vamos, lo mínimo en un ser que se ha ganado con creces el ser una cucaracha en la próxima vida.


Has sido la muestra viviente de que una persona de 17 años puede ser mayor que una de 21. Ni leyes físicas ni hostias.


Son ganas de tocar las pelotas de soberana manera.



6 comentarios:

Mané dijo...

Joder tesoro, no cambias, te siguen dando por el culo y tu callada. Dale una patada en los huevos y que se pire con su puta madre.

Advenedizo. dijo...

Joder, Manson está viejo.

Cris dijo...

Sabes que sweeet dreams fue una de la primeras canciones que aprendí a tocar con la guitarra?

Besitos de al final te va a dar un infarto, Kimpordios!

Curiyú dijo...

Ja ja...el comentario de Mané es brutal pero lleva una verdadddddddddddd...

Mario dijo...

Joder, aquí no sé qué comentario dejar, no vaya a ser me lo empapeles, o algo así. Pero vamos, me ha encantado volver a tu blog, leerte por exceso, si se puede leer así. O, mejor; leer lo que tenías y que aún no había disfrutado. Eso sí, el comentario queda aquí porque aquí es donde me quedo...
Y tienes razón, son maneras de tocar las pelotas, como poco...

Un abrazo, de malo de película que no de pelícual mala.

Hasta pronto.

Mario

X-C dijo...

Escupe que algo queda