14 de diciembre de 2010

Crash.

Rabia. Mucha rabia acumulada.
Mala hostia no recomendada para menores de 18 años.
Ironía en su más puro estado y un toque de misantropía.

Todo ello, unido en una estatura de 1'65 y pelo largo.


Y así es como empieza mi calurosa bienvenida a los recién llegados a mi blog, a los no tan recientes y a los que ya no lo son. A mis amigos, familia, compañeros y personas -aparte-cuya subnormalidad me asombra cada día. A los altos, a los bajos. A los que tienen pecas y a los que no. A los blancos, negros, los Nacho Vidal en potencia y los picha flojas. A todo el anuncio de Coca Cola, en general. Y todo ello, como siempre, adornado con una virtud única y exclusivamente mía; como un buen amigo blogguero hace poco comentó en una entrada suya.

Ahora la pregunta que me hago es si eres un puto masoquista o simplemente eres tonto por seguirme.Hola surrealismo. Adiós monotonía.



Bienvenidos a mi huracán particular.

5 comentarios:

Sam Aral dijo...

Gracias por la referencia
bonita entrada
bonita canción

Mané dijo...

masoquista ,no. quizas tonto?? que mas da, si en este mundo tenemos que haber de todo. me caes de pm. ánimo malahostia

Curiyú dijo...

Jo jo jo...no deberías llamarme tonto!

Ene dijo...

Nunca me consideré demasiado inteligente, y a veces disfruto del sufrimiento, así que me acojo a ambos epítetos.

Introspección dijo...

Un vago recuerdo a un viejo anuncio de cocacola... A los feos, a los guapos, a los altos, a los bajos, a los que tienen pecas y a los que no, a los que les parto la nariz, y a los que nunca tuvieron tabique...

Qué mal estar tan ausente y acumular tanta rabia. Aunque el surrealismo tiene su aquel.

Tenga usted una buena noche.