27 de noviembre de 2010


Es interesante saber que hay ciertos cambios en tu vida que aparecen de buenas a primera. Sí, vale, todos los cambios a tener en cuenta aparecen así, sin sospecharlo lo más mínimo y sorprendiéndote gratamente (o todo lo contrario, en alguno de los casos) pero algunos te afectan más que otros. No comparemos el hecho de que te ganes la lotería con el que se te ha roto el lápiz. Sin embargo, hay ciertos cambios que te acojonan, y no en vano. Quién sabe si en ese cambio que se ha producido en tu vida aparece de repente Jack el Destripador al cruzar la esquina y te la mete doblada. Claro que no lo sabes, gilipollas. Pero también es cierto que quien no arriesga, no gana...y que quien arriesga demasiado, termina por fastidiarla de soberana manera.


Una vez, recuerdo que me preguntaron qué pensaba acerca del karma, los cambios y el destino. En ese momento no pude decir gran cosa, pero creo que ahora, si me lo volvieran a preguntar de nuevo, diría que no creo en las casualidades. Que cada cambio, cada decisión y cada acontecimiento de nuestra vida, está de alguna manera marcado. Y que, a su vez, cada decisión que decidamos tomar, nos acarrearán consecuencias, ya sean buenas o malas. A corto, o largo plazo.


Cambios, cambios, cambios...y luego dicen que la que tiene mala leche aquí soy yo.

24 de noviembre de 2010

Minutos musicales chungos, extraños y amorfos.

¿Qué mejor recibimiento para ustedes que una copa de Jack Daniel's en mano y música ambiental elegida por una loca histérica?














¡A vuestra salud! Buenas noches y mala leche.

21 de noviembre de 2010

Out there in the spotlight, you're a million miles away


Todo cambia. Todo es relativo. Todo, absolutamente todo, es efímero. No importa las veces que nos empeñemos en que algo se quede. No importa en absoluto porque cuando se tenga que ir, se irá. Y entonces tú, como el entorno que te rodea, cambia. Cambia porque quiere, porque puede y porque le sale de los santísimos cojones. Y encima, pretendes que no te afecte, pero sabes que sólo quieres explotar.



Buenos días y buena suerte.

18 de noviembre de 2010

Adiós.

17 de noviembre de 2010


El día que acabe con una mala hostia del carajo, se va a enterar todo el mundo. Sólo hace falta un estímulo, sólo uno para que la tempestad suba de nivel a huracán.


¿Querías saber lo que era mala hostia? ¿Querías saber lo que es imponerme por las buenas y por las malas a la vez? Porque estás a punto de conseguirlo. (Y muy, muy en el fondo te lo agradezco, así rompes con esta puta monotonía en la que me veo envuelta.)

Pero ojo, todo tiene un precio...adivina cuál será este.



Espejito espejito, ¿quién será aquí el lobo y quién será Caperucita a partir de ahora? Porque solamente hay una manzana envenenada.

15 de noviembre de 2010


Érase una vez, en un tiempo no tan lejano y en una isla situada en el culo del mundo, una pequeña Escuela de Arte, denominada despec...eeehh cariñosamente "escuelita" donde tontos del culo, hipócritas y gente hipermegasuperguaydelamuerteymás se daban reunión para hablar de sus últimos modelitos, criticar o simplemente fumar porros hasta que la mitad del cerebro quedase inútil.



De todo, menos estudiar.



Un buen día, una chica morena decide cargárselos a todos, así que con un mechero y un poco de imaginación le prende fuego a la escuelita, a los hipócritas y a la madre que los parió a todos, cojones.



Fin.




Putos exámenes...

7 de noviembre de 2010

Just another jazz thing.

Todas las Eva suelen ser un pecado de mujer.
Con los Simones, suelo llevarme realmente mal. Los Carlos son empáticos por naturaleza y los Jose...con los Jose es una historia aparte.

Las Tatiana tienen un carácter fuerte, las Carlota no.
Las Irene suelen ser unas cabezota, mientras que las Diana son unas zorras. Las Glorias y Cristina son realmente alocadas, y sin embargo las María y Clara son consecuentes.

Con los Adrianes; futuro catastrófico. De los Bruno cualquier cosa te esperas.
Raúl es un alma indomable y créanme, no quieran saber nada de los Fabricio.


Múltiples nombres. Múltiples vidas. Múltiples puntos de vista.