23 de diciembre de 2010


Último mes del año. Recta final de algo que siempre se renueva.


Recta final donde es hora de hacer balance de nuestras vidas. Las cosas que hemos hecho, las que nos faltan por hacer y las que no queremos que pasen más. De idas y venidas. De "Feliz Navidad" y "Feliz Año Nuevo". De copas cargadas, de comidas copiosas y de música a todo trapo. De ese gordito vestido de rojo y de tres tipos que dejan regalos a niños y mayores. De más copas cargadas. De motivos estúpidos para brindar; que a su vez son buenos motivos para beber. De los excesos. De los vicios. De los vicios en exceso. De nevadas y lluvias. De limar asperezas. De treguas familiares por un breve periodo de tiempo. De villancicos chapuceros y abuelas dándote dinero.De más vicios.



Así pues, y como estoy segura no actualizaré más hasta el año que viene, os deseo a todos y todas, comentaristas de este blog o no, lectores del mismo o pasotas como una casa, una Feliz Navidad fuera de todo tono irónico y un Feliz Año Nuevo. Ya nos veremos el año que viene.

21 de diciembre de 2010

You can go sleep at home tonight if you can get up and walk away

Casas sin techo. Increíblemente no se mojan cuando llueve. Increíblemente no te joden la vida.
Acordes perfectamente sacados de una guitarra sin afinar desde hace 30 años. (Y un poquito de marihuana al canto).

Amigas que dan a luz sin estar embarazadas.


Protector solar. Abbey Road.
Camino de las baldosas amarillas. LSD. Olores que saben. Luces que tocan. Surrealismo y un toque de algo para nada moral.


¿Cuál es la banda sonora de tu vida?


14 de diciembre de 2010

Crash.

Rabia. Mucha rabia acumulada.
Mala hostia no recomendada para menores de 18 años.
Ironía en su más puro estado y un toque de misantropía.

Todo ello, unido en una estatura de 1'65 y pelo largo.


Y así es como empieza mi calurosa bienvenida a los recién llegados a mi blog, a los no tan recientes y a los que ya no lo son. A mis amigos, familia, compañeros y personas -aparte-cuya subnormalidad me asombra cada día. A los altos, a los bajos. A los que tienen pecas y a los que no. A los blancos, negros, los Nacho Vidal en potencia y los picha flojas. A todo el anuncio de Coca Cola, en general. Y todo ello, como siempre, adornado con una virtud única y exclusivamente mía; como un buen amigo blogguero hace poco comentó en una entrada suya.

Ahora la pregunta que me hago es si eres un puto masoquista o simplemente eres tonto por seguirme.Hola surrealismo. Adiós monotonía.



Bienvenidos a mi huracán particular.

9 de diciembre de 2010

I get nervous in the New York City Streets, where my legacy treads.


GENTE NORMAL: Se pueden contar con los dedos de una mano que haya sido gravemente mutilada.



Dícese de lo que yo no encuentro ni de coña.

7 de diciembre de 2010


Verás, el hecho de estar muerta de miedo es algo natural, algo innato en nosotros mismos en algunas ocasiones. Cuando tu vida está en peligro, sin ir más lejos. Sin embargo, no entiendo por qué dada esta situación, una persona puede llegar a ese estado. Llámalo paranoia, destino, karma, sexto sentido o lo que quieras. Pero tienes que estar de acuerdo en que ni esto es normal, ni ha sucedido por casualidad. Y puro escalofrío es en lo que una se convierte, sin comerlo ni beberlo. Porque a veces, es lo único que se anhela y lo que pocas veces se obtiene.

Y es por ello, por lo que ese escalofrío te convierte en ocasiones en piedra. Sólo si se mantiene eternamente. Y a veces, la piedra, se convierte en niebla. Pura metafísica imposible de analizar. Esa metafísica tan jodidamente adorable. E insoportable. Todo y nada cambia a la vez. Todo se consume, todo va siendo cada vez más y más ínfimo...incluida tú. ¿Y luego? A joderse. Porque lo más curioso de todo es que por mucho que hagas o dejes de hacer, sigues siendo escalofrío. O piedra.



O niebla.

5 de diciembre de 2010

Something about passions and hate.


Yo, que estaba aquí con mi vida tranquila. Yo, que con mi mal humor, mis broncas, mis problemas y mis borderíos era atípicamente feliz. Porque lo era, sí, aunque no te lo creyeras, lo era y lo soy. Se puede ser feliz de múltiples maneras, no sólo teniendo una casa propia, coche propio, marido propio y amante propio.

No.

Y ahora, aquí, en ese preciso instante, apareces. Después de casi tres años sin tener noticias de ti. Sin saber cómo te ha ido, y sin quererlo saber. Y me tratas como si nada hubiese pasado, como si la agridulce despedida de aquella tarde verano – más agria que dulce- no hubiese pasado. ¿Pero qué me estás contando? ¿Acaso creías que te iba a dar la enhorabuena por aparecer así de repente?


“ Congratulations! You've fucked me a long time ago, now receive your gift 2 years later!”


No soy imbécil. No he nacido ayer y créeme que sé que quieres algo. ¿Querías jugar? Está bien, juguemos.

1 de diciembre de 2010

Ladies and gentlemen...sing, sing, sing.


Como si alguna vez no hubieses copiado en algún examen.
Como si alguna vez no te largaras blasfemando por los cuatro vientos.

Como si nunca hubieses bailado un swing con mambo.
Como si no te gustase el jazz.
Como si no te llamaran loca al menos una vez al día.

Como si tú no fueras yo.



27 de noviembre de 2010


Es interesante saber que hay ciertos cambios en tu vida que aparecen de buenas a primera. Sí, vale, todos los cambios a tener en cuenta aparecen así, sin sospecharlo lo más mínimo y sorprendiéndote gratamente (o todo lo contrario, en alguno de los casos) pero algunos te afectan más que otros. No comparemos el hecho de que te ganes la lotería con el que se te ha roto el lápiz. Sin embargo, hay ciertos cambios que te acojonan, y no en vano. Quién sabe si en ese cambio que se ha producido en tu vida aparece de repente Jack el Destripador al cruzar la esquina y te la mete doblada. Claro que no lo sabes, gilipollas. Pero también es cierto que quien no arriesga, no gana...y que quien arriesga demasiado, termina por fastidiarla de soberana manera.


Una vez, recuerdo que me preguntaron qué pensaba acerca del karma, los cambios y el destino. En ese momento no pude decir gran cosa, pero creo que ahora, si me lo volvieran a preguntar de nuevo, diría que no creo en las casualidades. Que cada cambio, cada decisión y cada acontecimiento de nuestra vida, está de alguna manera marcado. Y que, a su vez, cada decisión que decidamos tomar, nos acarrearán consecuencias, ya sean buenas o malas. A corto, o largo plazo.


Cambios, cambios, cambios...y luego dicen que la que tiene mala leche aquí soy yo.

24 de noviembre de 2010

Minutos musicales chungos, extraños y amorfos.

¿Qué mejor recibimiento para ustedes que una copa de Jack Daniel's en mano y música ambiental elegida por una loca histérica?














¡A vuestra salud! Buenas noches y mala leche.

21 de noviembre de 2010

Out there in the spotlight, you're a million miles away


Todo cambia. Todo es relativo. Todo, absolutamente todo, es efímero. No importa las veces que nos empeñemos en que algo se quede. No importa en absoluto porque cuando se tenga que ir, se irá. Y entonces tú, como el entorno que te rodea, cambia. Cambia porque quiere, porque puede y porque le sale de los santísimos cojones. Y encima, pretendes que no te afecte, pero sabes que sólo quieres explotar.



Buenos días y buena suerte.

18 de noviembre de 2010

Adiós.

17 de noviembre de 2010


El día que acabe con una mala hostia del carajo, se va a enterar todo el mundo. Sólo hace falta un estímulo, sólo uno para que la tempestad suba de nivel a huracán.


¿Querías saber lo que era mala hostia? ¿Querías saber lo que es imponerme por las buenas y por las malas a la vez? Porque estás a punto de conseguirlo. (Y muy, muy en el fondo te lo agradezco, así rompes con esta puta monotonía en la que me veo envuelta.)

Pero ojo, todo tiene un precio...adivina cuál será este.



Espejito espejito, ¿quién será aquí el lobo y quién será Caperucita a partir de ahora? Porque solamente hay una manzana envenenada.

15 de noviembre de 2010


Érase una vez, en un tiempo no tan lejano y en una isla situada en el culo del mundo, una pequeña Escuela de Arte, denominada despec...eeehh cariñosamente "escuelita" donde tontos del culo, hipócritas y gente hipermegasuperguaydelamuerteymás se daban reunión para hablar de sus últimos modelitos, criticar o simplemente fumar porros hasta que la mitad del cerebro quedase inútil.



De todo, menos estudiar.



Un buen día, una chica morena decide cargárselos a todos, así que con un mechero y un poco de imaginación le prende fuego a la escuelita, a los hipócritas y a la madre que los parió a todos, cojones.



Fin.




Putos exámenes...

7 de noviembre de 2010

Just another jazz thing.

Todas las Eva suelen ser un pecado de mujer.
Con los Simones, suelo llevarme realmente mal. Los Carlos son empáticos por naturaleza y los Jose...con los Jose es una historia aparte.

Las Tatiana tienen un carácter fuerte, las Carlota no.
Las Irene suelen ser unas cabezota, mientras que las Diana son unas zorras. Las Glorias y Cristina son realmente alocadas, y sin embargo las María y Clara son consecuentes.

Con los Adrianes; futuro catastrófico. De los Bruno cualquier cosa te esperas.
Raúl es un alma indomable y créanme, no quieran saber nada de los Fabricio.


Múltiples nombres. Múltiples vidas. Múltiples puntos de vista.



31 de octubre de 2010

Halloween.


Noche de magia y misterio donde las putas se disfrazan de brujas, las brujas de putas y los cínicos empedernidos se quitan las máscaras en vez de ponérselas. Un aplauso porque hoy es su día.

En lo que a mí respecta, saldré a vestirme de puta, bruja y me quitaré la máscara. ¿Y tú?


Feliz Halloween, buenas noches y mala leche.

25 de octubre de 2010

And love is not a victory march.

Hoy no es un día normal.

No, no lo es.


Las nubes son rojas, el sol parece verde y la tierra es de color amarillo. Porque hoy, precisamente hoy, a esta hora de este día de este mes de este año, me siento desubicada. Rara, perdida. Porque ya no sé si todo lo que he hecho hasta ahora en mi vida servirá para algo, si seguiré haciendo lo que considero yo correcto o por el contrario tiraré la mía vida por la borda. Ya no estoy segura de nada, ni tan siquiera de que , efectivamente, me llame Kimberly y no Patricia. Hoy, precisamente hoy, a esta hora y en este mismo lugar, no estoy segura de ser guapa. Ni de tener amigos de verdad. Porque quién me dice a mí que ese texto de la página 67 de ese libro que te estás leyendo en estos momentos es un texto y no una puta caricatura. Quién me dice a mí que soy inteligente, y no una cateta que sólo sabe hablar bien. O el por qué demonios intento hacer las cosas bien, a mi modo pero bien, y siempre salgo cagada. Estoy muerta de miedo, porque nunca había tenido tantas dudas acerca del todo y la nada.
Aunque bien es cierto eso de que nunca digas nunca.

Por qué, por qué y por qué. Demasiadas preguntas retóricas con múltiples preguntas irónicas.

La cuestión aquí, es saber si en este instante, en este mismo lugar, a estas horas, estoy segura de algo.

17 de octubre de 2010

Que alguien me lo diga.

A veces me pregunto dónde queda lo visceral y momentáneo. ¿Será que nos estamos volviendo unos gilipollas sensibleros con el paso del tiempo? Espero que no. Sí, lo romántico, lo futurista, los hijos la hipoteca y los perros están muy bien, pero no por ahora.

Dónde quedan las caricias furtivas. Dónde queda ese vómito de palabras que no puedes evitar echar en medio de una discusión. Dónde queda ese joder. Ese solo de guitarra que te enamora, o esa hostia que das sin pensar a alguien en una pelea porque te lo pide el cuerpo.


Dónde queda ese puto polvo salvaje y desgarrador.


15 de octubre de 2010

Primer capítulo: estoy bien.


Noches de uñas clavadas. De blues nostálgico. Del ser y del no-ser.

Días de caladas de cigarros a medio fumar. De arrepentimiento e ira. Frustraciones por el gallo que ya no canta.

Octubre. 1978.


Tardes de autoconvencimiento. Estoy bien.

10 de octubre de 2010

Y un blues a tu salud.


Qué más dará que dos personas no sean la una para la otra. No tiene importancia el saber que dentro de unos meses, después de experimentar tu propio Nueve semanas y media quizá, alguno de los dos se vaya. Y puede que eso no suceda nunca tampoco; todo depende del tiempo y del comportamiento. Todo, absolutamente todo se puede arreglar con una botella de whiskey al lado y amantes esporádicos que conozcan el color de tus sábanas. Porque todo, está unido. Y todo, a su vez, se desune. Paradójico, irónico, estúpido. Anhelar todas las respuestas y a la vez ninguna. El poder tenerlo todo enfrente de tus narices y ansiar las napias de otro. Por ello transcurren días y días y todos, como si nada, en una vorágine de sexo, alcohol, gilipolleces y masoquismo. Sobre todo masoquismo. ¿Sabes que eres mi puta tormenta preferida?


Querer amarte
Follarte,disfrutarte,
Hartarte, encabronarte, joderte.

3 de octubre de 2010

I done ran into my baby, and finally found my old blue jean.


Sábado noche. Las luces de la calle se confunden con el ruido de la música que corre por su mente. Está excitada, ansiosa y con una copa de más. Tiene ganas de estallar a gemidos, de sentir las caricias, los besos, las embestidas de otra persona dentro de sí misma hasta que no pudiera más.

Y en un acto reflejo, su mano fue bajando despacio hasta su entrepierna, haciéndola estremecer hasta límites donde ningún hombre había podido. Los gemidos iban en aumento paulatinamente hasta que, al fin, pudo conseguir el clímax que tanto ansiaba desde hacía tanto tiempo. Sin besos, sin embestidas, pero con unas caricias que sólo ella misma sabe...

Alguien llama a la puerta. No espera a nadie, pero sea quien sea es su día de suerte...porque lo único que conocerá esa noche será la cama. Y quién sabe, probablemente la ducha y la encimera de su cocina, también.



Porque es lo que tiene el blues, que nos pone demasiado...

21 de septiembre de 2010

No me toques los ovarios...



...O acabaré mordiéndote los huevos.

13 de agosto de 2010

Si es que aquí no estamos acostumbrados a esto, coño.


Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados.Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados. Gran Canaria. Ayer. Mediodía. 48 grados.




QUÉ PUTO CALOR, COJONES.

1 de agosto de 2010

En cálidas noches de verano...desearía tener un Nacho Vidal a mi lado.


A quién no le apetece en una cálida noche de verano como esta estar desnuda follando con cualquier des-conocido como si te fuera la vida en ello. Sentir que alguien no para de besarte aumentando tu deseo cada vez más. Bajar tu lengua hasta saborear ese capullo una y otra y otra vez sin parar, sentirlo palpitando en tu boca. Esa sensación te da poder. Saber que tú le pones a alguien, y que ese alguien te está follando en ese momento es sublime.

Una persona desea que la besen fervientemente, que la embistan, sentir a cada segundo que la están follando de manera salvaje y a la vez profunda. No quiere sentimentalismos ni romanticismos, porque el sexo en sí es sucio; no romántico. Quiere sentir unas manos recorriendo su cuerpo y una lengua juguetona. Palabras sucias. Sexos húmedos. Cuerpos calientes.

La ropa está en el suelo y el agua fría corre entre los dos.

Créanme; una buena caricia a tiempo puede decir muchísimo más que cualquier sentimentalismo barato salido de la boca de lo que posiblemente no sea un buen follador. Pero el saber que tú has tenido suerte, que la otra persona la lengua la está utilizando en otra cosa...eso roza la perfección.Y cuando tus caderas lo ansían, cuando tus labios quieren más, cuando sientes que la sangre te hierve por dentro de una manera sorprendente, ahí es cuando sabes que no dejarás escapar a esa persona tan fácilmente...