28 de junio de 2009

Another day.


Hoy es un día cotidiano sin nada que sobresaltar ni nada que decir.

Sin embargo; siento la necesidad de escribir.De cualquier cosa, ya sea de política, del medio ambiente o de algo puramente banal.Escribiendo muchas veces encuentro esa paz interior que mucho de nosotros deseamos. Ya tengamos 16 como 44 años. A veces el poder de la escritura nos hace sentir bien, muchas de las ocasiones incluso más que el hecho de hablar con alguien,quizá por eso me sienta muchas veces más arropada con un boli y un papel que conel abrazo de alguien.
¡¡Ojo!! No digo que no lo necesite. No digo que no necesite un abrazo, o sentirme querida por esas personas queaprecio. Es simplemente que...me siento incomprendida. Y eso me hace frustrarme. Y la frustración me lleva a pensarcosas que poco o nada tienen que ver con la realidad. Y mis ganas de irme a cualquier sitio, perderme literalmentehablando,ver y explorar lugares nuevo, respirar aire puro, evadirme de todos mis problemas que son pocos; pero los pocos que tengo me atormentan, esas ganas aumentan considerablemente a cada minuto que pasa.
En fin, todo lo que tenga que venir que venga...ya encontraré el modo de enfrentarme a las situaciones.

1 comentario:

Dulce veneno dijo...

Another Face in the Window


Semanas (LLLL)